Barcelona alcanza las 38.400 camas en pisos turísticos legales

Un apartamento turístico en Barcelona, ubicado en un edificio sin vecinos.

Un apartamento turístico en Barcelona, ubicado en un edificio sin vecinos.

Las 9.606 viviendas de uso turístico con licencia existentes en Barcelona suman en estos momentos un total de 38.424 plazas, según nuevos datos oficiales.

Este tipo de alojamiento turístico se divide en:

  • 7.249 licencias de pisos turísticos individuales que suponen 28.996 camas
  • 2.357 licencias de apartamentos agrupados en edificios completos (donde no residen vecinos) que suman 9.428 camas

Ahora, la nueva asociación empresarial de apartamentos turísticos PROHUT solicitará al Ayuntamiento de Barcelona “la cancelación sine die de la concesión de nuevas licencias de pisos turísticos individuales debido a su elevado número actual  y los problemas de convivencia que crean”.

PROHUT está formada por un total de 41 empresas que gestionan 1.500 pisos turísticos con licencia agrupados en edificios completos de apartamentos en Barcelona.

Según sostiene dicha entidad, la oferta de alojamiento formada por apartamentos turísticos agrupados en edificios “elimina de raíz los posibles problemas de convivencia que pueden generarse en edificios mixtos, donde conviven pisos de uso turístico con viviendas habituales” y además “contribuye notablemente a mejorar los estándars de calidad”.

Pese a estas ventajas, y según sostiene Joan Sureda, presidente de la nueva asociación, “la Administración no reconoce nuestra especificidad ni tampoco la contribución positiva que este tipo de alojamiento hace a la hora de crear una oferta de alojamiento turístico de calidad sostenible en Barcelona”.

Un alojamiento diferente

PROHUT asegura que las empresas que han creado la asociación llevan invertidos 500 millones de euros en la ciudad y dan trabajo a cerca de 2.000 personas.

El 50% de sus huéspedes son familias con hijos, “lo que potencia el turismo de calidad, frente a otras modalidades mucho menos interesantes para la ciudad de Barcelona”.

Del total de 2.357 pisos de uso turístico de Barcelona agrupados en edificios completos de apartamentos, los asociados a PROHUT son 1.500 y representan por tanto el 64% de este segmento.

Demandas

La nueva asociación defenderá ante la Administración varias propuestas, entre ellas “la cancelación sine die de la concesión de nuevas licencias de pisos turísticos individuales en Barcelona”.

No obstante, añaden, esta medida podría revisarse en el futuro según como evolucione el “número de visitantes, la eficacia de las medidas de control adoptadas y la proliferación de pisos ilegales”.

Al mismo tiempo, la asociación pide que la Administración autorice nuevas licencias a las viviendas de uso turístico agrupadas en edificios completos así como la definición de “criterios de crecimiento para edificios completos de pisos turísticos no discriminatorios y equiparables al resto de la industria: hoteles, albergues, hostales o pensiones”.

Además, PROHUT está a favor de que la tasa turística sea cedida al Ayuntamiento de Barcelona para que los ingresos generados por este tributo contribuyan al “control de la actividad turística”, especialmente la persecución de la oferta ilegal de alojamiento vía inspecciones y sanciones.

Como se recordará, el sector turístico está a la espera de las nuevas medidas que pretende aprobar la nueva alcaldesa Ada Colau, entre ellas una moratoria hotelera y de apartamentos en Barcelona.