Airbnb y HomeAway, multadas por el Ayuntamiento de Barcelona

Janet Sanz, teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona.

Janet Sanz, teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona.

El Ayuntamiento de Barcelona ha iniciado expedientes sancionadores contra Airbnb y HomeAway (grupo Expedia) por publicitar viviendas sin el número de Registro de Turismo de Cataluña (RTC) (30.000 euros) y  por no responder a los requerimientos de la Administración (30.000 euros) donde les solicita los datos de los pisos anunciados sin dicha licencia turística, según ha informado el gobierno municipal.

“Se trata de los primeros expedientes sancionadores derivados de las medidas anunciadas en verano para hacer frente a las viviendas turísticas ilegales y de las medidas que el Ayuntamiento de Barcelona está desarrollando para reducir el impacto negativo del turismo en la ciudad”, según ha informado el gobierno municipal.

En total, el Ayuntamiento ha enviado requerimientos a 22 intermediarios online que ofrecen viviendas de uso turístico para que cumplan con las obligaciones establecidas por la Ley 13/2002, de 21 de junio, de Turismo de Cataluña.

“En este sentido, se les reclama que faciliten los datos identificativos de las personas que ponen en alquiler sus viviendas a través de estos servicios y se les recuerda la obligación de hacer constar en todos los anuncios de alojamiento turístico el número de inscripción en el Registro de Turismo de Cataluña“, explican fuentes municipales.

“Para poder hacer más efectivo el control en todo este proceso, el Ayuntamiento de Barcelona dispone de una solución tecnológica, conocida como araña web, un programa que inspecciona la World Wide Web (WWW) de forma metódica y automatizada y permite efectuar un seguimiento de la oferta de viviendas de uso turístico existentes en las plataformas o los portales que no hacen constar el número de RTC”.

En base al número de anuncios publicados (3.929 en el caso de HomeAway y 1.891 en el caso de Airbnb), a la advertencia previa y a la “posición dominante en el mercado de estas dos empresas”, se ha impuesto la sanción en el máximo previsto de 30.000 euros, indica el Ayuntamiento.

Según ha explicado la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, “el objetivo de estas sanciones a las operadoras no es la multa, sino detener la actividad ilegal que provoca molestias a los vecinos.

Nuevas placas identificadoras

Por otra parte, el Distrito de Ciutat Vella ha iniciado este lunes, 21 de diciembre, la instalación de placas identificadoras en las viviendas de uso turístico del barrio de la Barceloneta que tienen licencia para ejercer la actividad.

“Estas placas se colocan en la jamba de la puerta del piso que efectúa esta actividad y en ellas se puede consultar el número de licencia y el teléfono disponible las 24 horas que deben tener obligatoriamente todas estas viviendas para ejercer la actividad”, explica el Ayuntamiento.

Según explica la concejala de Ciutat Vella, Gala Pin,  “esta es una iniciativa de los propios vecinos, y si tiene buena acogida, se ampliará al resto del distrito y a toda la ciudad.”