El nuevo plan de alojamientos turísticos “blindará derechos” de los vecinos

El Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT) que está preparando el Ayuntamiento de Barcelona velará por mantener “una ciudad equilibrada que evite la sustitución de población residente en los barrios por alojamientos turísticos”, según ha explicado el gobierno municipal.

De este modo, el PEUAT “buscará la sostenibilidad social, medioambiental y económica para mejorar el equilibrio en los barrios y evitar que los alojamientos turísticos sustituyan el uso principal de vivienda de los inmuebles”.

La propuesta del Gobierno es que este nuevo marco normativo “blinde los derechos ciudadanos a través de varios principios rectores como contribuir a garantizar el derecho a la vivienda, preservar el derecho al descanso y la intimidad, el derecho a la movilidad sostenible y el derecho a un medio ambiente saludable”.

Un cartel contra la proliferación de pisos turísticos en el barrio de la Barceloneta.

Un cartel contra la proliferación de pisos turísticos en el barrio de la Barceloneta.

Regulación específica por zonas

Asimismo el PEUAT establecerá qué zonas de la ciudad tienen características similares para poder aplicar, de este modo, medidas específicas.

“Para fundamentar esta regulación se cuantificará la relación entre la población residente y la población flotante de las diversas áreas, se definirá la saturación del espacio público y la morfología de la trama urbana”, explica el Ayuntamiento.

“Después de este análisis, se reconocen 3 posibles escenarios según los resultados obtenidos: establecer un crecimiento sostenible, mantener la oferta de alojamientos turísticos o ir hacia el decrecimiento”.

Censo de alojamientos turísticos

Además, el PEUAT recoge la creación de un censo actualizado de los alojamientos turísticos de la ciudad, con datos sobre las licencias concedidas o comunicados de actividad.

Los datos se compararán con la información obtenida del Registro de Turismo de Cataluña, del Gremio de Hoteles, los albergues autorizados por el Consejo Comarcal y de las residencias de estudiantes existentes.

“Este hecho permitirá localizar establecimientos que no dispongan de licencia o comunicado de actividad, por lo que se facilitará la labor inspectora contra la actividad ilegal”, indica el gobierno municipal de Barcelona.

Está previsto que el proceso de elaboración del plan de alojamientos turísticos se extienda hasta marzo, con la participación de los diversos agentes implicados y todos los grupos municipales.

Mientras se discute este nuevo plan sigue vigente la moratoria de licencias de alojamientos turísticos, que entró en vigor en julio de 2015.

El Ayuntamiento de Barcelona ha elaborado además un “documento base” para la discusión del Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos que se puede descargar como pdf en este enlace: Plan alojamientos turísticos Barcelona, documento base.