Barcelona ordenó el cese de 388 pisos turísticos ilegales en 2015

NOTA DE PRENSA REMITIDA POR EL AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

18/01/2016.- A lo largo del 2015, el Ayuntamiento de Barcelona ha llevado a cabo un total de 2.108 inspecciones a viviendas de uso turístico a raíz de las cuales se han abierto 482 expedientes sancionadores.

Estas actuaciones han permitido que se hayan iniciado 388 expedientes de cese de la actividad y se hayan precintado ya 16 viviendas.

Aunque de cara a este año el Consistorio quiere “ir más allá” en la regulación de la actividad de las viviendas de uso turístico de Barcelona, ​​el balance del 2015 es positivo.

Concretamente, se han llevado a cabo 2.108 inspecciones en viviendas de uso turístico y se han abierto 482 expedientes sancionadores a pisos que operaban ilegalmente.

Estas actuaciones han permitido que se hayan abierto 388 expedientes de cese de la actividad y se hayan precintado 16 viviendas de este tipo: 15 en Ciutat Vella y 1 en L’Eixample. Además, se ha emitido una orden de precinto de 17 pisos más.

Las quejas ciudadanas de molestias ocasionadas por los turistas alojados en estos pisos se han atendido preferentemente en el Centro de Recepción de Llamadas.

En total se han recibido más de 3.000 quejas, que han resultado en 226 expedientes sancionadores a alojamientos que, a pesar de tener licencia, no atendieron o resolvieron la incidencia.

Además, a raíz de una revisión administrativa de todas las viviendas de uso turístico legales, se ha iniciado la revocación de licencia a 400 viviendas en las que el titular y el nombre del propietario del piso no coincidía.

En este sentido, la concejala de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha destacado la utilidad de las quejas vecinales y ha vuelto a decir: “Tendremos tolerancia cero contra todo tipo de oferta ilegal de alojamiento turístico en la ciudad y pondremos todos los esfuerzos para garantizar el descanso de los vecinos.”

Durante la intervención, Sanz también ha recordado que se está realizando un refuerzo especial en la Barceloneta, donde hay una oficina propia para facilitar las denuncias de los vecinos, y donde ya se han instalado 33 placas identificadoras del total de 72 viviendas turísticas que tienen licencia. También se está trabajando en la detección de la oferta ilegal a través de Internet.

Hoja de ruta del 2016

Este año el Ayuntamiento quiere ir más allá a fin de fortalecer la capacidad inspectora. En este sentido, se pretende optimizar los recursos humanos dedicados a la tarea de inspección –que actualmente son un total de 69 personas–, llevar a cabo una búsqueda dinámica de la actividad ilegal y pedir cambios normativos en la legislación actual.

—MÁS INFORMACIÓN—