Activistas ocupan un apartamento de Airbnb haciéndose pasar por turistas

piso_ocupado

Activistas vinculados a las entidades Asamblea de Barrios por un Turismo Sostenible y Ciutat Vella no está en venta reservaron un piso turístico ilegal a través de la plataforma Airbnb y una vez dentro de la finca llevaron a cabo una acción de protesta y denunciaron el caso ante el Ayuntamiento, según ha informado Hosteltur.

Según han informado las propias entidades a través de su blog, la vivienda “es propiedad de una persona que posee y alquila de este modo 12 pisos por toda Barcelona”.

“El objetivo de esta acción ha sido denunciar a nivel público los nefastos efectos de la proliferación de pisos turísticos en la ciudad y la complicidad e impunidad e Airbnb”, según informan las citadas entidades sociales.

Dichos efectos son “desplazamiento del natural uso residencial de la vivienda hacia usos especulativos y turísticos; reducción del parque de viviendas e hiper-inflación del mercado de alquiler; en definitiva, la expulsión de los vecinos”.

Además, aseguran que reservaron el piso a través de la propia web de Airbnb “para desmontar también su mito de economía colaborativa”.

Para llevar a cabo esta acción, los activistas escogieron un edificio “donde sólo hay pisos turísticos ilegales” en el barrio Gótico, una finca “vaciada” de vecinos un año antes.

Una vez hecha la reserva, dentro de la vivienda y con las llaves en la mano, los activistas llamaron a los servicios de Inspección del Ayuntamiento de Barcelona (que certificaron la falta de licencia turística de la finca), desplegaron pancartas de protesta y al cabo de hora y media marcharon del edificio.

carteles_antiairbnb

Noticia completa: Grupos anti-Airbnb comienzan a ocupar pisos turísticos ilegales.
Fuente: Hosteltur

Anuncios