Barcelona destina 9 M € del impuesto de pernoctaciones a cultura y proyectos turísticos

grec-festival

El Ayuntamiento de Barcelona ha destinado durante el año 2016 un total de 9 millones de euros procedentes del impuesto de pernoctaciones en establecimientos turísticos “a proyectos para descentralizar el turismo y aumentar la oferta cultural”, según ha informado el gobierno municipal.

La citada tasa turística es gestionada por la Generalitat de Catalunya, aunque el municipio de Barcelona reclama el 100% de lo que se recauda en la ciudad, en lugar del 48% aproximadamente que obtiene ahora.

De momento, la tasa turística ha permitido financiar proyectos como el Plan de Ordenación Turística del Turó de la Rovira (Horta-Guinardó); el proyecto de la Casa del Agua, en la Trinitat Nova (Nou Barris); visitas guiadas a Sants, Hostafrancs y la Bordeta, en el distrito de Sants-Montjuïc, o la campaña de comunicación y promoción turística de Barcelona y sus barrios, entre otros.

El concejal de Turismo, Agustí Colom, ha destacado que el Gobierno municipal mantiene “la voluntad de que el impuesto turístico sirva para compensar el territorio”, entre otras cuestiones.

En el capítulo de potenciación de la oferta cultural, destacan la nueva programación para agosto en el Teatre Grec, la finalización de los trabajos de restauración de los murales de la capilla de Sant Miquel del Real Monasterio de Santa Maria de Pedralbes, o la puesta en marcha de actividades del SonarKids en Nou Barris, entre otros.

REPARTO DE LA TASA DESDE EL AÑO 2012

Barcelona ha ingresado cerca de 29 millones desde la creación de la tasa en el 2012, cifra que representa una tercera parte del total recaudado por la Agencia Tributaria de Cataluña.

De dicha cantidad, 15,2 millones han servido para financiar proyectos o actuaciones por parte del Ayuntamiento, mientras que 13,5 millones se han transferido al consorcio Turisme de Barcelona para desarrollar proyectos de promoción turística.