Aprobado el nuevo Plan de Alojamientos Turísticos de Barcelona

turismo masas barcelona

El Pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado definitivamente, con los votos del Gobierno (Barcelona en Comú y PSC) y de ERC, el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT), también conocido como “moratoria Colau”.

El documento responde a “la necesidad de gestionar de manera controlada los alojamientos turísticos para garantizar el derecho a la vivienda, un modelo urbano sostenible y la mejora de la calidad de vida del vecindario”, según sostiene el gobierno municipal.

De este modo, el PEUAT delimita una zona central de la ciudad donde el número de plazas turísticas tiene que ir decreciendo, porque se considera que está saturada; otra zona intermedia donde la cifra se mantiene, y dos zonas más alejadas donde se pueden crear nuevas plazas, pero de manera limitada. Ver también Barcelona, a punto de aprobar el nuevo plan de alojamientos.

En este sentido, “ningún tipo de alojamiento turístico podrá sustituir el uso de vivienda”, según explica el ayuntamiento.

Además, los nuevos establecimientos tendrán que ubicarse en edificios enteros, es decir, no podrán convivir con viviendas.

El gobierno municipal sostiene que el PEUAT se fundamenta en los siguientes 4 principios:

  1. “Una ciudad para vivir. Es necesario contribuir a garantizar la calidad de vida de los ciudadanos de Barcelona y preservar el derecho de las personas a la vivienda, el descanso y la intimidad, la movilidad sostenible y un medio ambiente saludable”.
  2. “Una ciudad con mixtura de usos equilibrada. La diversidad urbana, la convivencia de usos y las diferentes actividades económicas tienen que coexistir sin generar conflictos y garantizar el bienestar de los vecinos”.
  3. “Una ciudad que preserve la calidad del espacio público. El PEUAT detecta los ámbitos más sensibles y con un uso ya muy intenso del espacio público, por la presencia de alguno de los principales atractivos turísticos o porque concentra actividad comercial y de servicios en las plantas bajas de los edificios”.
  4. “Una ciudad con diversidad morfológica de los tejidos urbanos. Se gradúa la medida y dimensión de los alojamientos en función de las características de la trama urbana y se establecen condiciones de accesibilidad mínima según la anchura de las calles”.

Refuerzo de las inspecciones de los pisos turísticos ilegales

Por otra parte y “para que la efectividad del PEUAT sea máxima, se aplicarán medidas complementarias, como el refuerzo de la tarea de inspección de los alojamientos turísticos ilegales”.

Concretamente, se doblará el personal dedicado a este trabajo en el 2017, que pasará de 40 a 80 personas, y se añadirán 30 más en el 2018, “con la finalidad de poner fin a los pisos turísticos ilegales en el 2023”.