1,2 millones de euros de la tasa turística, para reforzar los buses en verano

NOTA DE PRENSA EMITIDA POR EL AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

El servicio de bus se reforzará en la ciudad durante los meses de verano gracias a 1,2 millones de euros provenientes del impuesto de estancias en establecimientos turísticos (IEET).

El objetivo es reforzar las líneas que transportan a más pasajeros, especialmente durante los meses de vacaciones en los desplazamientos hacia la playa y hacia el centro de la ciudad, y también garantizar intervalos de paso de entre 6 y 10 minutos durante los días laborables. El refuerzo empieza este mes de abril en la Barceloneta.

Se trata de la primera vez que la recaudación de esta tasa se destina a mejorar la red local de transporte de la ciudad.

La acción se enmarca dentro el Plan Estratégico de Turismo 2020 que, entre otras medidas, prevé generar un nuevo modelo de gestión estable de los espacios de gran afluencia (EGA).

“La tasa turística debe suponer un beneficio para la ciudadanía, para compensar los usos y el impacto que el turismo tiene en la ciudad”, ha asegurado el concejal de Empleo, Empresa y Turismo, a Agustí Colom.

El refuerzo empieza este mes de abril en la Barceloneta con la ampliación del servicio de las líneas D20, 59 y V15 con nuevos vehículos articulados.

“Es necesario empezar a reforzar el servicio antes del verano”, ha asegurado hoy la concejala de Movilidad, Mercedes Vidal, ya que el turismo se ha desestacionalizado.


La ampliación del servicio de buses, según ha anunciado Vidal, irá acompañada de otras medidas de movilidad que afectarán tanto los autobuses como a los peatones y los vehículos privados.

La línea D20 tendrá frecuencias de entre 6 y 7 minutos los días laborables y de 5 a 6 minutos los sábados y festivos a las horas de más demanda.

La línea 59 ofrecerá intervalos de 8 a 10 minutos todos los días, mientras que la V15 circulará cada 7 minutos en laborables, y los sábados y festivos cada 8 minutos en las horas punta de la tarde.